SENSACIONES

Share
La vuelta al cole suele estar acompañada de multitud de deseos e intenciones de cambio. Cambios que, por lo general, materializamos en el sentido literal de la palabra. Todos los soportes publicitarios viene cargados de mensajes que incitan a realizar la pequeña catarsis que nos permitirá dejar de fumar, hacer un doble Grado (si no eres doble, no eres nadie…), coleccionar cristianosronaldos o aprender a hacer ganchillo. Eso sí, todo muy fácil y muy rápido. Total, son tres días.

Por ello, yo también voy a realizar mi cambio vital de septiembre. Así esta misma noche he convenido con mi almohada que no voy a preocuparme por el trabajo que no tengo, por el pago pendiente que no acaba de llegar o por tener que trabajar en un sector de la actividad (Intervención/Acción Social) en el que los profesionales no valemos nada.

Lástima que no todos los meses sean septiembre.

Share

Leave a reply